Servicios VPN. ¿Para qué sirven? ¿Cuáles existen?

La conexión de Internet hoy en día es fundamental en el desarrollo de las empresas. Esto se debe a que mediante el mismo se tiene acceso a información y comunicación en todo el mundo. Sin embargo, esto ha conllevado algunos riesgos que atentan contra la privacidad. De este modo se crearon los servicios VPN, para gozar de una conexión más segura. Sigue leyendo para descubrir de qué trata este novedoso y practico servicio.

¿Qué es un servicio VPN?

Para empezar, es importante saber que VPN son las siglas en inglés de Virtual Private Network; lo cual en español se traduce como Red Privada Virtual o RPV. En tal sentido, se trata de una tecnología que admite una extensión confiable entre una red de ordenadores y la red de área local sobre la de Internet. De este modo, es posible intercambiar información en redes públicas, pero con la seguridad y funciones de una red privada.

En otras palabras, una conexión VPN en Internet consiste en un enlace WAN (Wide Area Network) entre los portales; no obstante, al usuario se le mostrará como un enlace de configuración privada, siendo este el motivo de la designación VPN.

¿Qué VPN existen?

Existen varios tipos de VPN, que dependerán sobre todo del tipo de seguridad que se busquen con ellos. En este sentido, podemos mencionar los siguientes:

  • PPTP o Point to Point Tunneling Protocol (Protocolo de Túnel Punto a Punto). Funciona creando un túnel que permite atrapar los datos. Es el más utilizado porque es compatible con casi todos los sistemas operativos, por lo que es frecuente en hogares y a nivel corporativo con usuarios remotos.
  • Sitio a sitio. Se aplica mayormente en las empresas para lograr una conexión entre todas sus sucursales y oficinas; sobre todo si se encuentra emplazada en localidades diferentes. De este modo, tanto la codificación, decodificación y el direccionamiento se lleva a cabo mediante los routers como software o hardware en uno y el otro lugar.
  • IPsec (Protocolo de Seguridad en Internet). A través de una IP es posible crear una VPN que sea capaz de resguardar las comunicaciones. De este modo, comprueba cada sesión y codifica por separado los paquetes de datos mientras se mantenga la conexión.
  • MPLS. Es usado principalmente para darle más velocidad a la repartición de los paquetes de red en varios protocolos. Dichos sistemas se adaptan a las ISP, es decir, cuando más de dos sitios están unidos para crear una VPN, pero haciendo uso de la misma ISP.
  • VNP hibridas. Es la combinación de los dos tipos de VPN anteriores (IPsec y MPLS), siendo la primera un respaldo para la segunda. Aunque es uno de los servicios más costosos y complejos, es igualmente uno de los más flexibles y seguros.

¿Para qué sirven los servicios y conexiones VPN?

Por lo general, uno de los mayores usos que se les da a las conexiones VPN es a nivel empresarial. Debido a que permite vincular dos e incluso más filiales de una misma compañía utilizando Internet como vía. De esta manera, los usuarios tienen la posibilidad de entrar al ordenador de su oficina desde un lugar distinto al del trabajo, como un hotel, por ejemplo. Lo mismo aplica para particulares, que deseen tener acceso a su ordenador sin importar la ubicación donde se encuentren.

Asimismo, es una excelente forma de proteger los datos compartidos a través de la red. Esto se debe a que con una VPN la accesibilidad es segura porque la información es cifrada y confidencial; únicamente visible por los usuarios de la red, e imposible de ser descifrada por personas ajenas.

Por otra parte, se usa también para evadir los bloqueos y censuras establecidos en otros territorios. Esto quiere decir que es posible crear una ubicación falsa que permita el acceso libre al contenido que esté prohibido en otra localidad. Ejemplo de ello, es Facebook en China.

Busca proveedores de VPN confiables

Para finalizar, es importante que sepas que, así como te cuidas de los riesgos de las redes públicas, también debes hacerlos de los proveedores de VPN. Esto se debe a que ellos igualmente tendrán acceso a toda tu información. Por eso, te recomendamos buscar uno que sea seguro y fiable, o atrévete a crear uno propio.

Compártelo!