Discos con particiones, ¿qué beneficios aporta?

Si posees conocimientos medios en informática puede que alguna vez hayas visto que un disco duro está dividido en diferentes secciones más o menos de la misma capacidad o quizás una tenga una gran cantidad de espacio disponible y la otra solo lo justo para instalar el sistema operativo y mantener unos pocos archivos en ella. A esto se le llama tener discos con particiones.

Básicamente, consiste en tomar un disco duro y asignarle varios espacios independientes a cada uno de ellos respecto de los otros para así darles diferentes usos a cada uno. ¿No te quedan claros los beneficios de los discos con particiones? Te expondremos éstos y el proceso para que tú mismo puedas crearlas si tienes conocimientos informáticos medios – avanzados.

Discos con particiones y los 4 beneficios que aportan al uso de tu ordenador

El proceso de particionado se da cuando divides un disco duro, ya sea analógico o SSD en varias partes. A estas particiones se les llama discos lógicos, que son tratados en el sistema operativo como discos duros diferentes cada uno del otro. En este artículo hablaremos principalmente de las particiones en Mac, en donde las cosas son mucho más sencillas en este ámbito que en Windows o Linux.

¿Quieres crear particiones, pero primero quieres conocer los beneficios de estas? Te los mostramos:

No perderás información en caso de que se deba formatear la partición Base

Si solo tuvieses una única partición en donde se alberguen tanto los archivos del sistema operativo como tus archivos personales, estarás en problemas.

El proceso de formateo, que es el borrar toda la información de tu disco duro para dejarlo como nuevo, borrará toda tu información personal, ya sean fotos, videos, películas, o documentos, entre otros archivos importantes, debido a que estarán en la misma partición que los archivos del sistema a reemplazar.

La solución a esto es muy sencilla, contar con al menos una segunda partición para guardar archivos personales, de esta manera si algún día llega a fallar la partición en donde se guardan los archivos del sistema operativo únicamente perderás éstos, pero esto no importa porque serán reemplazados por los archivos funcionales de una versión de tu sistema operativo que sí funciona.

Instalar varias versiones de un sistema operativo

A muchos nos pasa que quisiéramos actualizar a un nuevo sistema operativo, pero en realidad no estamos seguros si esta nueva versión del sistema satisfará nuestras expectativas, por lo que o bien nunca actualizamos a una nueva versión o actualizamos para arrepentirnos si no era lo que esperábamos. Es allí en donde entran los discos con particiones a facilitarnos la vida.

La solución a esto es sencilla, contar con otra partición dedicada exclusivamente a albergar la otra versión del sistema operativo, con el fin de que, si nos gusta, poder migrar por completo a ella como sistema operativo por defecto. Ahora, si no nos gusta el nuevo sistema operativo simplemente podemos regresar al anterior y formatear la partición en donde se alberga el actualizado que no nos gusta.

Muchas son las personas que primero instalan a modo de prueba en sus particiones un sistema operativo para después migrar por completo a él.

Podrás obtener una mayor velocidad de transferencia de datos

Los discos duros actuales sobrepasan el terabyte de capacidad, lo cual está muy bien, pero esto también significa que los cabezales encargados de leer la información contenida en ellos tendrán que realizar una travesía para encontrar la información puntual que buscas en tu única partición.

Contando con varias particiones podrás hacer que el recorrido sea menor, ya que cuando no te encuentras usando una partición de ninguna manera ésta pasa a estar en modo inactivo, activándose cuando algún programa o tú mismo ingreses a ella.

Tendrás todo bien organizado

Las peticiones son una manera excelente de tener todo organizado en nuestros ordenadores, puedes destinar una partición al sistema operativo y llamarla “Sistema”, una destinada a videos y fotos personales a la cual llames “familia”, una destinada a programas y directorio de instalación de juegos o películas a la cual llames “multimedia”, entre muchas otras opciones.

La posibilidad de organizar en particiones varios tipos de contenidos es muy útil, sobre todo si eres una persona que maneja diversidad de tipos de archivos. Con esto, podrás encontrar cualquiera fácilmente, además de que contarás con todos los beneficios descritos en los puntos anteriores.

¿Cómo puedo crear particiones en Mac?

El proceso para crear particiones en Mac es sumamente sencillo y consta de tan solo unos cuantos pasos a seguir. A continuación, te diremos cómo hacerlo:

  • Realiza un respaldo de tus archivos más importantes y vitales de ser posible, este respaldo deberá estar ubicado en un disco duro portátil u otro equipo.
  • Busca la app Utilidad de Discos en el menú de aplicaciones de tu Mac y selecciona un volumen de disco y seguidamente haz clic en el botón Crear Partición.
  • Aparecerá un gráfico circular en donde podrás ver la cantidad de datos que se encuentran almacenados en dicho disco, ese espacio no podrás usarlo para crear una nueva partición, sino el espacio libre con el que cuente el disco.
  • Ahora haz clic en el botón “+” y escribe un nombre corto y específico para la nueva partición.
  • Después de esto da un clic en el botón Formato, escoge el que viene por defecto y dale clic en aceptar.
  • Ahora aparecerá la utilidad de redimensionamiento que sirve para asignarle un espacio determinado a la nueva partición.
  • Ahora solamente tendrás que dar tres clics en Aplicar, Partición y Continuar.
  • Si quieres obtener detalles de la creación del nuevo volumen puedes seleccionar “mostrar más”, pero te recomendamos que esperes hasta que la nueva partición esté creada y lista para usar.

Nota: si te sientes inseguro a la hora de hacer este proceso, ponte en manos de un servicio técnico autorizado de Apple como Doctor Clic.

¿Cómo saber si una partición se creó correctamente en Mac?

Ahora podrás ver que aparecerá un nuevo ícono de disco para la nueva partición que has creado, también podrás ver este ícono en la barra lateral de la Utilidad de Discos y en Finder.

Como verás el proceso de creación es realmente sencillo y fácil de seguir. Ya conoces los beneficios de las particiones y cómo se crean, así que te animamos a que comiences a usarlas. Recuerda que, si tu Mac está en garantía y no tienes claro si realizar estas particiones puede acarrearte problemas con ella, consultes primero con Apple o un servicio técnico autorizado.

Compártelo!