¿Tu Mac no se enciende? Te damos posibles causas

¡Que no te entre el pánico! Si tu Mac no arranca puede haber distintas razones. No necesariamente tienes que ir pensando ya en llamar al servicio técnico. Lee antes esto por si logramos ayudarte a solucionar algo.

Mi Mac no arranca

El problema lo han reportado muchos usuarios, de muchas maneras diferentes:

  • Se queda la manzana cargando
  • Mac no arranca, pantalla negra
  • Macbook Pro no arranca, pantalla gris

¿Te ha pasado algo de esto? Hay algunas cuestiones que deberías tener en cuenta y trucos que puedes realizar en casa antes de pasar por el servicio técnico.

Si navegamos por la página web de Soporte de Apple nos encontraremos con que ya han previsto este problema y nos han aportado algunas soluciones. En la página del enlace nos indican que, si nuestro Mac no arranca, probemos con las siguientes soluciones.

Pulsa el botón de encendido y busca señales de respuesta

Esto es, puede que cuando pulses el botón de encendido tu Mac esté arrancando realmente, pero algún problema en la pantalla te impide ver lo que deberías. Por tanto, debes buscar indicadores fiables de que, efectivamente, tu Mac no arranca.

¿Cuáles son estos indicadores? Sencillo. Debes estar atento a sonidos como los que produce el disco al arrancar o los ventiladores. También puedes buscar luces en el teclado, en la tecla de bloqueo de Mayúscula, etc.

Comprueba la corriente eléctrica

Si tu Mac no enciende, es posible que se deba a que no está recibiendo corriente eléctrica. No basta con que lo tengas enchufado, todo el engranaje debe funcionar: desde la luz en la casa, hasta la batería, el cable o el propio enchufe. Recuerda que, si usas un Mac portátil, debes utilizar tanto el cable como el adaptador que se te proporcionan con el equipo o, en su defecto, unos adecuados.

¿Has detectado señales de encendido ya?

Tanto si lo has hecho, como si no, desde Apple recomiendan mantener el botón de encendido pulsado durante un total de 10 segundos para después, soltarlo y volver a pulsarlo.

Si esto no te ha funcionado, repite el proceso después de desconectar los accesorios de tu ordenador como USB o impresoras. Puede ser alguno de ellos el que esté generando el problema.

Si después de hacer esto sigue sin aparecer nada en tu pantalla, revisa el brillo. Por último, restablece el Controlador de gestión del sistema o SMC.

El SMC es un sistema responsable de distintas funciones consideradas de bajo nivel de los Mac que cuentan con procesadores de Intel. Entre otras cosas, son los encargados de responder a los toques que hacemos al botón de encendido, de gestionar la batería o la temperatura, de retroiluminar el teclado o de responder a la apertura y cierre de las pantallas en los portátiles.

Como es posible entender, si este sistema se atrofia, el Mac podría no encenderse o no terminar de hacerlo del todo. Por tal razón, probado todo lo anterior, sería recomendable que se llevase a cabo este proceso.

En el enlace que te hemos ofrecido, se explica detalladamente qué es el SMC, qué funciones hace, cómo saber cuándo necesitamos restablecerlo y cómo hacerlo finalmente.

Si no lo tienes muy claro, no te la juegues. Menos aún si tu equipo está en garantía. Acude a tu servicio técnico de confianza y deja que se ocupen profesionales que te prometan la máxima garantía.

 

También te puede interesar:

Compártelo!