El iPhone plegable será una realidad en 2020

Apple está revolucionando los medios digitales estos últimos meses. Hemos escuchado rumores sobre la aparición próxima de un iPad Pro sin bordes, de un iPad económico para estudiantes. Ahora llegan nuevos rumores de un iPhone plegable que podría ser una realidad en el año 2020.

El rumor ha tenido origen en los comentarios del analista de Bank of America Wamsi Mohan quien asegura Apple está trabajando en un iPhone plegable que saldría al mercado en 2020.

La información la extrae de una reunión que ha tenido con distintos proveedores y basándose en algunas patentes que ha registrado Apple. Este analista está convencido de que el iPhone plegable será el próximo gran producto que lance la firma.

Hay otros datos que nos podrían conducir en esa misma dirección y es que a final del año 2016 un informe de LG indicaba que la compañía estaba desarrollando unos paneles OLED plegables y da la casualidad que el proveedor de LG Display es Apple. Samsung, uno de los proveedores más importantes de Apple, también ha mostrado prototipos de pantallas flexibles.

Lo cierto es que son los registros de patentes, así como las conversaciones con proveedores y los prototipos que se presentan los que permiten a los analistas hacer todas estas conjeturas.

Apple y las patentes

Sobre esto, es importante recalcar que Apple es la firma reina de las patentes y son muchas las que presenta. Es una empresa que hace una gran inversión en investigación y desarrollo y que es altamente competitiva. Si descubre algo, lo patenta, y esto no necesariamente tiene que significar que termine explotando el descubrimiento, solo que, si llegase a ser explotable, los de Cupertino lo tendrían todo bien atado.

Con esto lo que queremos decir es que el hecho de que se haya patentado un prototipo de móvil con pantalla flexible no significa que finalmente podamos disfrutar de un iPhone plegable. Todo dependerá de la evolución del mercado y, lo que es más importante, de las preferencias del consumidor.

No sería la primera vez que se lanza una tecnología muy innovadora al mercado y termina siendo un fiasco o, al menos, no dando los resultados esperados. ¿Un ejemplo? El de los smartwatches que si bien ahora mismo funcionan bien, en su lanzamiento no tuvieron ni remotamente el éxito que se les pronosticó. Como siempre, tocará mantenerse a la espera de más noticias.

 

Compártelo!