Windows lanzará una actualización este otoño. ¿Nos va a sorprender?

Windows lanzará una actualización en otoño que tiene a muchos expectantes. Puesto que es un sistema operativo que utilizan muchas personas, es lógico que haya generado esta sensación. ¿Qué novedades va a introducir? Te adelantamos algo: los propietarios de sistemas con procesadores Intel van a ser uno de los más beneficiados.

Las actualizaciones de Windows 10 están siendo semestrales

Windows 10, por más que extrañe, lleva ya 4 años acompañándonos. Y entendemos que sea así después del estrepitoso fracaso de Windows 8. La diferencia entre ambos softwares se ha notado muchísimo.

Para mantener a los usuarios contentos con el nuevo sistema que está limpiando la imagen del anterior y calmando aún los humos de usuarios muy descontentos, la marca ha decidido mantener bastante tiempo en el mercado el mismo. Eso sí, realizando actualizaciones semestralmente.
Windows lanzará en otoño una actualización que, de momento, es conocida como 19H2, pero que, en base a la nomenclatura que ha estado usando la firma en las ultimas tres actualizaciones, esperamos que termine llamándose October 2019 Update.

¿A quién beneficiará más la actualización que Windows lanzará en otoño?

Lo cierto es que la actualización que Windows va a presentar en otoño tiene como objetivo, no otra cosa que mejorar el rendimiento y la estabilidad de sus equipos. Es decir, no añade cosas nuevas.

Esto, que puede ser una noticia aburrida para muchos, no lo es tanto para aquellas personas que tienen procesadores Intel. Te explicamos por qué.
La actualización podría suponer, según XatakaWindows, un aumento de la autonomía de los equipos con este sistema en general, pero lo notarán más aquellos que tienen procesadores Intel ya que la compañía ha trabajado en mejorar la rotación de los núcleos del CPU.

Los núcleos del CPU, que a veces son conocidos como ‘núcleos favorecidos’ pueden recibir un empujón interesante en cuestión de rendimiento. Es la tecnología Intel Turbo Max introducida en la actualización la que es capaz de identificar cuáles son esos núcleos para insuflarle más potencia y derivar a estos las tareas que requieren más potencia.

Hay que destacar que solo aquellos ordenadores que tengan procesadores Intel y que soporten la tecnología Intel Turbo Boost 2.0 y 3.0 se beneficiarán de esta actualización, lo que incluye a todos los procesadores Intel Core i7 e i5.

Los procesadores Intel Core X-series, la familia de Intel Core i7-69xx/68xx, los Intel Core i9-7900X/i9-7920X/i9-7940X/i9-7960X/i9-7980XE/i7-7820X/i7-9800X, los Intel Core i9-9820X/i9-99x0XE/i9-99x0X, la familia Intel Xeon E5-1600 v4, y todos los procesadores Intel de 10ma de última generación también soportan esta tecnología y se beneficiarán de ella.

Más datos sobre el tema

Si tienes interés en saber más acerca de esta noticia, te proporcionamos la fuente original de la misma, que fue dada en el propio blog de Windows.
Por lo que sabemos, de momento, la actualización ha sido muy testeada y parece que su desarrollo está a punto de finalizar por lo que es muy probable que muy pronto esté disponible.
Por último, cabe destacar que, aunque Windows ya soportaba esta tecnología, ahora en la actualización la mejora para abarcar más dispositivos y que los mismos puedan notar el empuje de rendimiento que se ha propuesto el equipo de Bill Gates.

Compártelo!