Diferencias entre malware y virus en Apple

Entre malware y virus en Apple no debería haber diferencias respecto a Windows. Y, sí, los términos son los mismos, pero los efectos secundarios en una plataforma u otra son muy diferentes. ¿Cuál es la más resistente?

¿Qué diferencias hay entre un virus y un malware en Apple?

La palabra malware en sí procede de una unión de palabras procedente de malicious software (inglés). El objetivo que persigue es penetrar en el sistema o estropear un equipo.
En realidad, a casi cualquier cosa se le puede llamar malware, pues es el verdadero término que engloba a todas las amenazas presentes en Internet y no virus, como comúnmente lo solemos llamar.
Ahora sí, podemos decir que el virus informático es una tipología de malware que lo único que pretende es hacer funcionar mal al sistema introduciendo ficheros que van infectados con código maligno.

Hay que matizar un punto importante. Para que el código maligno se active y logre su objetivo, el usuario debe ejecutarlo. Y lo hace prácticamente sin darse cuenta. ¿Cómo? Apenas haciendo un clic con tu ratón o dándote al ‘Enter’. Ahí sí, se ejecuta el programa y en paralelo el código infectado que lleva oculto. Por eso es importante tener un buen antivirus y verificar, antes de ejecutar cualquier programa o archivo que descarguemos, que su ejecución no va a tener ningún riesgo para el dispositivo.

Aclarado este punto, nos falta conocer qué sistema es más resistente porque hay diferencias entre malware y virus en Apple y Windows considerables respecto al daño
que puede llegar a provocar al sistema que da vida a un dispositivo.

Sistemas operativos y equipos más resistentes al malware

La respuesta es definitiva, y desde hace mucho tiempo: Apple. La experiencia del usuario lo hace más que patente: restablecimientos a todo rato con Windows mientras los usuarios de Apple no discontinuaban su productividad.

Los daños y “efectos secundarios” son mayores en Windows ya que pueden aparecer pantallas negras y errores muy graves. De hecho, esta marca ha ido trabajando poco a poco para tener menores incidencias por daños relacionados con virus y cualquier otro tipo de malware, conocedora de esta situación. En Apple lo que se aprecia es una gran ralentización del equipo, pero no se suelen perder archivos.

Teorías populares sobre la mayor vulnerabilidad de una plataforma sobre otra hay muchas: una de ellas es que los hackers la tengan pillada con Windows por ser un código cerrado. Puede que Bill Gates sea menos popular y por ello tenga menos atractivo para el público. ¿Quién sabe si algo de esto es cierto? Sin embargo, ninguna de ellas es una razón de peso para desechar esta marca de forma radical y definitiva. Aún menos teniendo en cuenta la cantidad de posibilidades que también ofrece.

Está claro que debido a su poca resistencia frente a amenazas informáticas ha perdido muchos adeptos. Eso no lo podemos negar. Desde que el usuario se dio cuenta que perdía mucho tiempo y / o dinero formateando su ordenador Windows y que eso en Mac, pagando algo más lo podían evitar o minimizar, comenzó la migración y ya entonces no hubo marcha atrás. Los que conocieron el funcionamiento, la resistencia, la variedad de herramientas de la firma y la calidad de contenidos, acabados y componentes, ya no quisieron otra cosa.
Superando cambios, obstáculos, a competidores muy pesados, crisis fruto de los riesgos de la innovación y un largo etcétera, la firma sigue ahí, sorprendiéndonos en cada presentación. La última: la del iPhone 11 cuyas características han dejado un buen pronóstico de ventas.
Hoy podemos decir que, desde nuestra apertura, de la que ya hace más de 10 años, hemos podido conocer a cientos de clientes Apple contentos y muy gratas experiencias a través de ellos.

Compártelo!